Combina el poderoso calentamiento generado por los impulsos eléctricos de la radiofrecuencia y un frío criógeno protector, que da como resultado la progresiva contracción del tejido, debido a la remodelación del colágeno, mientras mantiene la integridad de la epidermis y de las capas más superficiales de la piel.

WhatsApp