Los factores de crecimiento son mediadores proteicos biológicos naturales que se encuentran en todas las células del organismo, estimulando la regeneración o reparación celular específica del tejido donde actúen. Hoy en día se aplican en Dermatología Cosmética, ya que favorecen la renovación de la piel, teniendo como resultado una piel más turgente, lozana y luminosa. También se usan en pacientes con úlceras, quemaduras, marcas, cicatrices y estrías, por su gran capacidad bioregenerativa.

WhatsApp