Terapia de exfoliación mecánica, controlada, precisa y progresiva que permite remover las células muertas de la superficie cutánea; promoviendo la recuperación y el desarrollo de una piel más saludable. Promueve el crecimiento de células nuevas; ayuda a controlar la seborrea y a reducir la formación de comedones; estimula la producción de nuevo colágeno, atenuando marcas y arrugas superficiales.

WhatsApp