Aplicación de gas ozono medicinal con fines terapéuticos. Gracias a sus múltiples propiedades (oxigenante, inmunomodulador, analgésico, desinfectante, regenerador, antioxidante) permite el tratamiento específico de distintas patologías de piel; favorece la hidratación, la turgencia y la elasticidad cutáneas. Además su gran capacidad antioxidante la convierte en una terapia inmejorable de la medicina anti envejecimiento.

WhatsApp